El Plan de Reactivación Educativa del Ministerio de Educación contempla tres ejes para apoyar el esfuerzo de las comunidades educativas. Uno de ellos, el tercero, se trata de la “Asistencia y Revinculación”. Esta medida contempla la conformación de equipos territoriales compuestos por profesionales y gestores que buscan traer de vuelta a las salas de clases a las y los estudiantes que se han visto excluidos.

Dentro de esta misma línea, las “aulas de reingreso” juegan un rol fundamental y desde 2022 han sido implementadas por el Servicio Local Andalién Sur y la Fundación Súmate, perteneciente al Hogar de Cristo. Las aulas de reingreso o de reencuentro educativo permiten a jóvenes -que por diversos motivos no habían podido continuar sus estudios- reintegrarse al sistema educativo, generando un espacio donde se asegura su Derecho a una Educación de calidad, con nuevas metodologías que se adaptan a sus necesidades.

Vanessa Mac-Auliffe, directora de Asesorías de Fundación Súmate, explicó que “lo que hace este espacio de reencuentro educativo es que -bajo la norma que existe hoy- se flexibilizan horarios, modalidad de educación, tiempos de permanencia en el aula y una propuesta pedagógica curricular con foco en el aprendizaje integral; de manera que se vayan ajustando a las necesidades de los estudiantes y que no sea el colegio el que impida que el niño o niña pueda continuar sus estudios. Sino más bien, sea el establecimiento el que favorece su continuidad y trayectoria educativa, de manera que puedan terminar 4to Medio”.

Las aulas de reingreso se describen como espacios educativos dentro de una escuela, liceo o CEIA con una capacidad máxima para 25 estudiantes por aula. El perfil de estudiantes son niños, niñas y jóvenes de 12 a 21 años de edad con rezago pedagógico de al menos 2 años, sin matrícula vigente, con diferentes niveles de aprendizaje, por lo que regularmente funciona como un aula multigrado y con un máximo de 4 niveles por aula.

El Servicio Local de Educación Pública Andalién Sur tiene 3 aulas de reencuentro educativo implementadas y vigentes al día de hoy. Éstas operan en: el Liceo Juan Martínez de Rozas (habilitada desde 2022), el Liceo Lorenzo Arenas Olivo y el Liceo República de Grecia (habilitadas desde abril 2023).

Giulietta Vaccarezza, subdirectora de Apoyo Técnico Pedagógico del SLEP, enfatizó que “el reencuentro educativo tiene que ver particularmente con las trayectorias escolares de los estudiantes y se trata del reintegro al sistema de quienes han abandonado su proceso. Tiene la característica fundamental que es inclusivo y que bajo el principio de justicia social ofrece igualdad de oportunidades en el sentido académico”.

Por su parte, Pedro Sanhueza, director del Liceo Lorenzo Arenas Olivo, comentó sobre la responsabilidad que significa para su comunidad educativa contar con un aula de reingreso. “Para nosotros es un gran desafío tener implementado este espacio, ya que la idea es reencantar a aquellos estudiantes que por diversos motivos han desertado del sistema de educación formal. Esto viene a potenciar nuestro proyecto educativo institucional y es un gran desafío para toda la comunidad, pero también es la oportunidad para demostrar nuestro compromiso con la Educación Pública y principalmente su rol social”.

 

LA VISIÓN DE LOS PROTAGONISTAS Y SUS FAMILIAS

Para Marisol Lagos, apoderada del aula de reingreso del Liceo República de Grecia en Chiguayante esta modalidad educativa sólo trajo alegrías a su familia. “Fue un rayito de sol para mí y mi hijo, porque a nosotros se nos cerraron en todos lados las puertas, porque el sistema tradicional escolar no estaba adecuado para mi hijo. Entonces que este programa le esté abriendo las puertas a estudiantes como mi hijo significa algo muy importante, porque es un niño que tiene ganas de seguir adelante”, declaró.

Agregó que “a mí me gustaría que sigan sumándose más jóvenes al aula, porque ellos tienen ganas de salir adelante y los colegios tradicionales cuando ven a niños problemáticos les cierran las puertas y ese es nuestro caso, pero este programa nos abrió la oportunidad para que mi hijo saque el 4to Medio. Estoy muy agradecida”.

Sebastián Yáñez es el hijo de Marisol y uno de los 9 estudiantes que durante todo este 2023 asistió a clases en un aula de reingreso. “Regresar a clases me permitió volver a conectarme y eso me hace sentir bien. En el momento en el que yo no estaba en el liceo pasaba mi día trabajando y en la calle, pero aquí me siento valorado y encontré nuevas oportunidades. Gracias a mi mamá, a mi familia y a mis amigos que se superaron también, logré motivarme para reintegrarme al sistema escolar y eso me ha servido mucho y estoy muy feliz”, enfatizó.